Where is the Love??

IMG_20151119_143650754

El horror es el horror, venga de donde venga, pase donde pase… Mis condolencias a todos los Parisinos que han sufrido estos días de locura y tristeza, mis condolencias a los Sirios, a los Palestinos, Iraquíes, a los que viven los horrores del Congo, de Sudan, de Centro-África, Somalia, a los que viven en países donde se vulneran los derechos humanos diaria e impunemente, donde reinan las mafias y la violencia porque sí, mis condolencias a los que son de interés para los medios de comunicación y para los que no.

Mis condolencias, en resumen, a los inocentes. Los inocentes que pagan las guerras de otros.

Yo no llamaría hipocresía a la ola de manifestaciones de solidaridad con Francia, mi intención no es criticar a nadie, de hecho yo soy de las que defiende que si aparece un ápice de humanidad y compañerismo para con la tragedia debe ser bienvenido y no juzgado. Bastante anestesiados estamos ya con la violencia como para no aplaudir los actos de corazón cuando aparecen.

La mayoría de las personas, entre las que me incluyo, podemos ser fácilmente manipulables, el bombardeo de información arbitraria y sobre todo la cantidad de omisiones hacen que involuntariamente nos creamos una imagen que, en la mayoría de los casos, es la esperada por los que manejan el mundo.

Esto es una guerra de poder, de control, como lo son en realidad todas las guerras, algunas camufladas de buenas intenciones y actos en nombre de Dios y otras que son deliberadamente injustas y publicas sin que a nadie le interese hablar de ellas, no hay nada que robar ni posicionamiento estratégico  y como consecuencia, no importan esas vidas.

Espero que nadie se ofenda si no he publicado la bandera francesa, de verdad que condeno aquellos actos, y me llena el alma de tristeza que cosas así sucedan. Pero es que creo que ya hay demasiada información acerca de ese atentado, demasiadas opiniones de mandatarios y jefes de estado, demasiados medios pendientes de ello, seguramente información retocada, información previamente filtrada, muchísimo dolor ensalzado, justificaciones adelantadas…en resumen, muchísima desinformación… y yo soy la primera que puede caer en ese círculo, una ignorante, lo reconozco.

Y dado a que soy consciente de que doy el perfil de oveja, he preferido no posicionarme radicalmente en un principio, y también dado que soy especialmente empática y sensible no quería alzar la voz desgarradamente ante lo que horrorizada observaba allá donde mirara estaba pasando en París.

Los verdaderos culpables hacen como que quieren arreglarlo todo, alzan la voz, prometen venganza. Ya, justo lo que quieren, nuestro apoyo incondicional dolidos por los acontecimientos. Por un lado y por otro.

Somos acribillados con millones de imágenes e informaciones segmentarias que nos empujan al odio y al miedo, solo esas versiones…

Porque…

Si solo escuchas la versión de Caperucita, el lobo, siempre será el malo.

Pray for the World es lo que debemos decir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s